recherche

Accueil > Les Cousins > Venezuela > Venezuela celebró el voto de la OEA como un triunfo para Latinoamérica

9 mars 2014

Venezuela celebró el voto de la OEA como un triunfo para Latinoamérica

 

Toutes les versions de cet article : [Español] [français]

Satisfacción por el documento que insta a continuar con el diálogo que propone el gobierno democrático. Panamá y Estados Unidos tuvieron que aceptar la posición del resto del continente, expresada en 29 votos a favor del texto presentado por Bolivia. Sin embargo, firmaron en disidencia. Pedían « neutralidad » del organismo.

Venezuela recibió como « un triunfo de la democracia » la decisión de la Organización de Estados Americanos (OEA) de llamar a la continuidad de la Conferencia de Paz propuesta por el gobierno y boicoteada –salvo excepciones– por la derecha de la Mesa de Unidad Democrática (MUD). Consecuentemente, el acuerdo adoptado tras dos largas sesiones celebradas entre jueves y viernes desagradó a Estados Unidos, Panamá y Canadá, que pretendían alguna forma de sanción al gobierno constitucional de Caracas.

En la madrugada de ayer, el Consejo Permanente del organismo aprobó tras una segunda y extenuante jornada de debate, una declaración de respaldo a Venezuela por 29 votos a favor, tres en contra (los de los partidarios de lo que a todas luces sería una intervención) y la ausencia de Bahamas y Grenada. En un anticipo de la posición oficial expresada por el canciller Elías Jaua (ver aparte), el embajador venezolano Roy Chaderton habló de « triunfo », no sólo del país, sino de América Latina. Los tres países del No a la resolución estamparon sus discrepancias en sendas notas al pie de página del documento.

En Caracas, el gobierno dijo que el viernes fue « un día de dignidad », y aunque la palabra no está escrita en el documento final del Consejo Permanente, tomó el sentido dado a su voto por la mayoría para hablar directamente de la « declaración de solidaridad de los 29 países hermanos ».

La declaración se conduele por las víctimas registradas en las protestas, pide avanzar en las investigaciones y rechaza la violencia, al tiempo que expresa el « respeto al principio de no intervención en los asuntos internos de los Estados ». Además, la OEA expresó su « reconocimiento, pleno respaldo y aliento a las iniciativas y los esfuerzos del gobierno democráticamente electo de Venezuela y de todos los sectores políticos, económicos y sociales para que continúen avanzando en el proceso de diálogo nacional, hacia la reconciliación política y social, con respeto a las garantías constitucionales ».

Este fue el punto que generó el debate más álgido del encuentro, dado que el primer proyecto de texto presentado por Bolivia expresaba un apoyo explícito a la Conferencia de Paz convocada por Maduro para solucionar la crisis, una mención que finalmente se eliminó por falta de consenso. No obstante, Estados Unidos opinó en su nota al pie del texto que la expresión de « respaldo » a la continuidad del diálogo implica un apoyo a la Conferencia de Paz « orquestada por un solo actor, algo que viola la responsabilidad de la OEA de permanecer neutral ».

Poniendo en un pie de igualdad a los estudiantes autoconvocados y a los dirigencia de derecha con el gobierno electo y refrendado en las urnas en las municipales de diciembre pasado, Panamá afirmó en su nota que ese punto puede leerse « como una parcialización hacia el gobierno, frente al resto de los actores sociales », y que la alusión al « diálogo nacional puede interpretarse como que sólo apoyamos el diálogo actual ». Panamá, cuya insistencia en que la OEA votara alguna sanción contra Venezuela llevó a Caracas a romper las relaciones diplomáticas, consideró que la organización « debería haber sido más neutral » (sic), según destacó con todas las letras su embajador en la OEA, Arturo Vallarino.

Jaua no se olvidó de panamá

El canciller venezolano Elías Jaua dijo que es una « victoria de la dignidad » del Caribe y América Latina la decisión del Consejo Permanente de votar por aplastante mayoría una declaración de solidaridad con el país y pedir la continuidad del diálogo promovido por el gobierno. « Saludamos a los países que acompañaron, con la sola excepción del gobierno abyecto de Panamá, la paz, el diálogo y la institucionalidad en Venezuela », dijo.

Jaua agregó que « queremos agradecer a los dignos países del Caribe, especialmente los del Caribe oriental (anglófono), que también levantaron su voz a favor de su hermana República Bolivariana de Venezuela, que lo único que busca es construir una nueva sociedad en la que quepamos todos, con igualdad de condiciones, con justicia, con soberanía e independencia ».

« Hoy América Latina y caribeña defiende los sagrados valores de la democracia, la independencia y la soberanía de los países », agregó en declaraciones televisivas. Jaua señaló finalmente que « nos da pena y vergüenza ajena la actitud de Panamá, nos duele el pueblo panameño que no merece tener un gobierno indigno como el que tiene ».

Tiempo argentino. Buenos Aires, 9 de marzo de 2014.

Retour en haut de la page

El Correo

|

Patte blanche

|

Plan du site

| |

création réalisation : visual-id