recherche

Accueil > Argentine > Économie > Privatisées > Services Publics : eau, électricité, ordures, etc > Suez-Aguas Argentinas : La actitud francesa, un compendio de mala fe, (...)

15 septembre 2005

Suez-Aguas Argentinas :
La actitud francesa, un compendio de mala fe, arrogancia e ignorancia

par Carlos Debiasi

 

Toutes les versions de cet article : [Español] [français]

Por mirar mucho la paja en el ojo ajeno se deja de ver la viga en el propio. Un dicho bien francés (N.de T. También español) . Vale la pena meditar lo que está pasando con el expediente Suez-Agua Argentinas.

Francia que ha estado a un paso de sancionar un proyecto para proteger a sus empresas de la eventual hostilidad por parte de grupos extranjeros de alguna OPA,- cabe recordar el episodio Danone, ocurrido en pleno verano, que movilizó fuertemente al banco y a sus entretelones y hasta al mismo gobierno - no es capaz de ver la viga en su propio ojo.

Los medios franceses al día siguiente de la ruptura por parte de Suez-Agua Argentinas de las negociaciones sobre la concesión del agua de Buenos Aires han recurrido a una sentencia acusadora. Planteando además una escandalosa amalgama entre las demás empresas francesas que se retiraron de la Argentina. como si ellas hubieran sido obligadas a hacerlo por las condiciones impuestas por los gobernantes de dicho país.

Nada que ver, en realidad, entre EDF y France Telecom que escogieron ceder sus participaciones y el Crédit Agricole que huyó como un ladrón dejando a sus clientes en banda después de haberles prometido la seguridad de un gran banco francés. Y finalmente también la Societé Genérale que encaró un reposicionamiento estratégico en otras zonas.

Las sintetizaciones surgen claramente de tomar partido y de un seudo análisis de algunos de nuestros colegas tendenciosamente orientados. Y he aquí que se han recogido las declaraciones del presidente de la Cámara de comercio franco-argentina, Jean Edouard de Rochebouët, cuando interrogado por AFP expresó : "esto le traerá muchos problemas a la Argentina que va a sufrir mucho más que Suez" Declaraciones a todas luces despectivas en el marco de la lucha que está llevando a cabo el pueblo argentino para superar la situación de ultra precariedad en que se encontró sumergido.

Porque ¿cual fue el problema principal en la discordia entre Suez y el Gobierno argentino ? Un alza de tarifas insostenible para cualquier gobierno pues no se correspondía con la real situación del país y de sus habitantes, la financiación de inversiones que Suez precisamente no había hecho, incumpliendo por lo tanto los compromisos de la concesión inicial y una deuda que no quería reconocer. (Ver en El Correo, " Una acumulación de irregularidades durante doce años de concesión del grupo francés Suez")

La arrogancia francesa hubiera provocado solo sonrisas sino fuera porque en el otro extremo se trata de gente que no tiene acceso al agua potable como Suez lo había prometido (especialmente en la zona sur del Gran Buenos Aires), en un país en que mensualmente los maestros, los profesores, el personal médico no está seguro de poder cobrar sus salarios (que tampoco se han revalorizado en un 40% o más como pretendía Suez se revalorizaran sus tarifas).

Entonces, cuando algunos observadores que no están parados en la cotidiana realidad argentina, declaran que el gobierno de ese país no ha sido lo suficientemente " market friendly" deberían mantener una breve conversación con el hombre o la mujer de la calle. Sus análisis sobre la acción depredadora de las empresas extranjeras es unánime. Los franceses deberían entenderlo, ellos que gritan desesperados cuando ven que sus yogurts preferidos pueden caer en manos de una Pepsi y en donde el gobierno ha vigilado de cerca los champañes Tatittinger en caso que un capitalista extranjero intente apropiárselo.

A menudo se califica de agresivo, en relación a las empresas extranjeras, el discurso de la clase dirigente argentina. Se criticó fuertemente a Kirchner cuando en la primavera pasada, dijo que había que boicotear las estaciones de servicio de ciertas compañías petroleras que no habían respetado un aumento limitado de los precios para no incentivar la inflación.

Pero que está haciendo actualmente Thierry Breton, ministro de economía francés al convocar a Bercy a las mismas compañías petroleras y amenazarlas con tomar medidas, si no bajan sus precios en Francia !

Francia ha intervenido con todo su peso en el conflicto comercial entre Argentina y el grupo privado Suez. No toleraría, ni siquiera se plantearía, que le hagan lo mismo.

Muy torpemente Paris decidió el martes pasado levantar el tono de voz : " Deseamos vivamente que el retiro se realice de manera ordenada en respeto a los intereses de la empresa para que no se desalienten las inversiones extranjeras en ese país " declaró Denis Simonneau, el portavoz adjunto del Ministerio francés de Asuntos Exteriores.

¡Cuanta arrogancia en un gobierno que en julio convocó a un verdadero patriotismo económico ! La viga está en el ojo ¿de quién ahora ?

El Correo. Paris, 15 de septiembre de 2005

Traduccion para El Grano de Arena de ATTAC-Argentina de : Susana Merino

Retour en haut de la page

El Correo

|

Patte blanche

|

Plan du site

| |

création réalisation : visual-id