recherche

Accueil > Empire et Résistance > Organismes et ONGs de domination > Más bien crear otro FMI que disputar su dirección

1er juillet 2011

Más bien crear otro FMI que disputar su dirección

par Zhou Shumu *

 

Toutes les versions de cet article : [Español] [français]

Después de la detención y la dimisión del Director general del FMI encargado crear una nueva moneda de reserva, la China no se hace más ilusión sobre una posible reforma del sistema monetario mundial. También, el CCIEE -instituto económico del gobierno chino- preconiza firmemente la retirada de la China del FMI y la creación de un fondo concurrente con los países emergentes.

Recientemente, el problema del candidato al puesto de director general del Fondo monetario internacional (FMI) suscitó un vivo debate en el seno de la opinión pública mundial. Europa rápidamente propuso a dos candidatos para este puesto, mientras que los países del BRICS declararon el 24 de mayo que habría que rechazar el concepto de nacionalidad en la elección del nuevo director general. La disputa estaba en su apogeo.

Sin embargo, según una regla del FMI, el país cuyo derecho de voto sobrepasa el 15 % puede oponer su veto a todo tema en discusión. En la actualidad, sólo el derecho de voto de los Estados Unidos sobrepasa el 15 %, actualmente es de 17,407 %. Vienen luego los derechos de voto de Japón y de China, es decir respectivamente el 6,464 % y el 6,394 %. Es por eso que en el FMI, sólo los Estados Unidos poseen el derecho de veto.

Así que, para el FMI, este derecho de veto tiene un gran valor. Aunque el puesto de su director general esté en las manos de los europeos, los Estados Unidos son el verdadero « patrón » de este organismo. Por cierto, el director general del FMI posee un poder importante. Pero por muy importante que sea, su poder debe ser ejercido siempre en el marco establecido por los Estados Unidos. Es el caso en este momento, tanto más que los europeos y los Estadounidenses son aliados. Si las nuevas economías consiguieran ganar este puesto, para que podría servirles tal cosa. Los nuevos países montantes deberían reflexionar sobre este punto.

Y aun más, que es lo que hace al FMI atrayente, es que este puede proporcionarles un apoyo financiero a sus países miembros. Desde el 2009, los fondos que posee el FMI aumentaron, pasando de 250 mil millones de dólares a 900 mil millones de dólares. Para darle una idea concreta de estos 900 mil millones de dólares, las reservas en divisas de la China ya sobrepasaron 3 000 mil millones de dólares, es decir más del triple. Por otra parte, los fondos del FMI, que aumentaron súbitamente, tienen un carácter de burbuja, por el hecho de que están atados a la política monetaria flexible de la Reserva federal estadounidense. Así en la actualidad, el papel del FMI es muy limitado para salvar Europa de la crisis de la deuda, aunque este esté en manos de los europeos. ¿Qué resultado obtendrían los nuevos países montantes, si un candidato que viniera de estos países emergentes fura elegido director general del FMI ?

Considero que si los países en vías de desarrollo no logran aumentar su parte en el FMI, ellos deberían establecer un FMI que les sea propio, esto permitiría obtener justicia y transparencia en términos de derecho de voto en el sentido propio del término.

En la actualidad, las condiciones ya están reunidas para la creación de este organismo. Antes de la crisis financiera, los fondos poseídos por el FMI no eran muy importantes. En la actualidad, las fuerzas reales de las nuevas economías sobrepasaron de lejos los fondos del FMI. Según un estudio del periódico británico Financial Times, los préstamos concedidos por dos bancos nacionales de la China a países en vías de desarrollo ya sobrepasaron a los del Banco mundial.

Sobre este problema, los países en vías de desarrollo deben tener confianza en ellos mismos. Esta confianza no debe provenir de sus reservas importantes en dólares, sino de la moneda de su propio país. Retengamos que no se debe depender del dólar, que sus emisiones incesantes harán siempre más numerosos. Contando con sus dólares, los Estados Unidos podrían siempre obtener un derecho de veto, cualquiera que sea su parte en el nuevo FMI y aunque no participen directamente en este. Es una razón importante por la cual Japón, que poseía enormes reservas en dólares en esa época, era incapaz de lanzar un « sistema monetario japonés y europeo » con los países de Europa Occidental. Hoy, China y otros países emergentes poseen todas las condiciones para establecer un « sistema monetario de los nuevos países emergentes ».

* Zhou Shumu, Investigador en el centro de intercambio económico internacional de China (organismo relacionado con la Comisión nacional para la Reforma y el Desarrollo).

El Diario del pueblo.
Pékin, el 31 de mayo de 2011

Traducción del francés para El Correo de : Carlos Debiasi

Licencia Creative Commons
Este obra está bajo una licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivadas 3.0 Unported.
Basada en una obra en www.elcorreo.eu.org.

Retour en haut de la page

El Correo

|

Patte blanche

|

Plan du site

| |

création réalisation : visual-id