recherche

Accueil > Empire et Résistance > Afrique et Monde Arabo-Musulman > Libia, entre rivalidades tribales e intervención occidental

11 septembre 2011

Libia, entre rivalidades tribales e intervención occidental

Las condiciones para la unidad nacional

par Patrick Haimzadeh

 

Toutes les versions de cet article : [Español] [français]

Si bien el fin del régimen de Gadafi contribuye al impulso de las rebeliones en los países árabes, especialmente en Siria, aún falta mucho camino por recorrer para reconstruir y democratizar el país.

Entusiasmados por las revueltas tunecina y egipcia, que en pocas semanas habían provocado la renuncia de dos autócratas, muchos analistas quisieron creer que lo mismo sucedería con la insurrección libia del 17 de febrero de 2011. En efecto, no cabía más que emocionarse ante las imágenes de los rebeldes de Cirenaica lanzándose a comienzos de marzo en sus pick-ups por la ruta desértica hacia el oeste –difundidas a repetición por todos los canales satelitales–, ante el entusiasmo y el valor de esos jóvenes combatientes que afirmaban con orgullo que podían « liberar » Trípoli en dos días.

Sin embargo, después de más de seis meses de guerra civil y 8.000 misiones de bombardeo de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN), los frentes de Brega y Misrata casi no evolucionaron. Las acciones decisivas en el plano militar que llevaron en pocos días a la caída de Trípoli no fueron producto de esas poblaciones del Este sino principalmente de las poblaciones de algunas ciudades del Oeste lideradas por una gran tribu árabe de las montañas del Oeste (Jebel Nefusa) : los Zintan...

Texto completo en la edición impresa del mes de septiembre 2011
a la venta en quioscos, librerías

Retour en haut de la page

El Correo

|

Patte blanche

|

Plan du site

| |

création réalisation : visual-id