recherche

Accueil > Les Cousins > Colombie > La llamada « bonanza petrolera » colombiana.

21 septembre 2010

La llamada « bonanza petrolera » colombiana.

par Roberto Schmalbach

 

A diciembre 31 de 2009 la ANH, Agencia Nacional de Hidrocarburos, reportó una producción diaria de 666 mil barriles de petróleo con promedio mensual durante ese año fiscal de 671 mil barriles día e igualmente reportó reservas por 1.988 barriles de crudo, cuya relación reservas/producción alcanzaría para 8 años y un mes de subsistencia a razón de producir 245 millones de barriles por año.

A 31 de julio de 2010, esa producción se eleva a 770 barriles día de petróleo promedio mensual, equivalentes a 163 millones durante el semestre transcurrido de este año. De seguir a ese ritmo, la producción anualizada ascendería a mas de 326 millones de barriles, es decir un crecimiento del 33%, un salto impresionante, que a cualquier neófito en la materia le parecería una bonanza. Más si esta va acompañada de declaraciones como las expresadas por el director de la ANH, Armando Zamora, el 8 de julio de 2010, que la producción de petróleo en Colombia llegará en 18 meses a entre un millón y un millón doscientos mil barriles por día, cualquiera sacará la conclusión de que Colombia se convirtió de la noche a la mañana en un país petrolero.

Sin embargo las dudas saltan a la vista, cuando se analiza que las reservas descubiertas no guardan la misma proporción. Según informe oficial de Ecopetrol, las reservas del país ascienden a 2.817 millones de barriles de petróleos equivalentes, esto quiere decir que entre petróleo y el gas llevado a equivalencias de barriles de petróleo, esas serían las reservas. Asumamos en honor al debate que esto es así, haciendo la salvedad de que el gas no tiene el mismo precio en el mercado que el petróleo. Pero aceptemos esas cifras oficiales para hacer la relación.

Esas reservas, 2.817 a un ritmo de producción por ejemplo de la máxima histórica del país de 850 barriles día correspondientes a las del año 1999 ó la producción que dice el gobierno se llegará en 18 meses de más de un millón de barriles día, es decir 365 millones de barriles año, esas reservas se consumirían en 7 años y 8 meses.

Alguien serio podrá decir que esto es un país petrolero, más aún, que esta es una bonanza. Pues no, la realidad es que Colombia está viviendo es una verdadera especulación de precios aprovechada al máximo por las multinacionales que hacen su agosto con las alta tasa de rentabilidad que les da un negocio con la aparición de la virgen dos veces, una con Uribe y otra con Santos que les mantienen la mayor renta posible, para que puedan extraer o mejor exprimir las reservas ya descubiertas en Colombia.

Lo que hay en el país es una agresiva actividad de las multinacionales de recuperación secundaría en campos conocidos, área en la que Ecopetrol mejor se ha desempeñado durante sus casi seis década de existencia, porque ese ha sido su papel, recibir campos revertidos en declinación y elevar su recobro.

El contrato petrolero lo llevaron cada gobierno, desde Gaviria hasta Uribe, pasando por Samper y Pastrana a una verdadera regresión lineal en cuanto a la participación del estado en la renta petrolera y a una progresión logarítmica la participación de esa renta por parte de las multinacionales, tanto que Colombia tiene el peor contrato petrolero del mundo para el país y el mejor contrato para las multinacionales.

MOIR . El Frente, Bucaramanga, 19 de septiembre de 2010

Retour en haut de la page

El Correo

|

Patte blanche

|

Plan du site

| |

création réalisation : visual-id