recherche

Accueil > Les Cousins > Amérique Centrale et Caraïbes > Elecciones presidenciales en Haití

7 décembre 2016

Elecciones presidenciales en Haití

 

Informe : Elecciones presidenciales en Haití

I

El domingo 20 de noviembre se llevaron a cabo las elecciones presidenciales y legislativas en Haití que originalmente estaban previstas para el domingo 9 de octubre y que debieron ser pospuestas a raíz de la devastación provocada por el paso del huracán Matthew. En estos comicios los haitianos eligieron presidente, 16 senadores y 25 diputados para completar el Parlamento. Se presentaron 27 candidaturas a la presidencia de las cuales sólo cuatro encabezaban mayoritariamente las preferencias con posibilidades de disputar un lugar en una segunda vuelta.

Los resultados anunciados por el Consejo Provisional Electoral (CEP) dieron como ganador en primera vuelta al candidato Jovenel Moïse del partido del Partido Haitiano Tet Kale (PHTK) con el 55,67% de los votos. En un lejano segundo lugar quedó Jude Célestin de la Liga Alternativa para el Progreso y la Emancipación Haitiana (LAPEH) con el 19,52%, seguido de Moïse-Jean Charles del partido Pitit Dessalines que obtuvo 11,04%, y de Maryse Narcisse, candidata por Fanmi Lavalas con el 8,99% de los votos. El resto de los candidatos obtuvo menos de 1% [1].

Los resultados dados a conocer por el CEP son preliminares en tanto los partidos cuentan con un plazo de tiempo para efectuar reclamaciones legales. De proclamarse como definitivos estos resultados no tendrá lugar la segunda vuelta que estaba pautada para el 29 de enero y Jovenel Moïse, presidente electo, asumirá el cargo.

II

Haití llega a estas elecciones en el marco de una fuerte crisis política y vacío de poder que viene profundizándose desde inicios de 2016. Ello se debe a que la celebración de estos comicios completa un postergado proceso electoral que está pendiente desde octubre de 2015, cuando las elecciones fueron anuladas por denuncias de fraude y luego aplazadas en tres ocasiones sucesivas. En aquella oportunidad, los principales candidatos no reconocieron los resultados y la escalada de tensión y violencia aumentó en las calles. Finalmente, al vencerse el mandato del expresidente Michel Martelly en febrero de 2016, la presidencia interina fue asumida por Jocelerme Privert, designado por el parlamento en un proceso inédito, y cuyo mandato interino se venció en junio último. A ello se suma el recrudecimiento de la crisis humanitaria ocasionado por el paso devastador del huracán Matthew en octubre último. En ese sentido, se trata de una elección fundamental para el país porque como advirtió Privert, a partir de mediados de enero de 2017 el Parlamento y el gobierno superarán todos los plazos previsibles para someterse al veredicto del pueblo con lo cual perderían toda su legitimidad. « Todas nuestras instituciones están amenazadas si las elecciones no se llevan a cabo : el segundo lunes de enero de 2017, ya no habría más parlamento ni gobierno ni presidente legítimo, y Haití y dejaría la lista de los países democráticos » [2].

Para estos comicios, el Consejo Electoral Provisional dispuso una serie de medidas orientadas a reducir el fraude electoral que tiñó los pasados procesos. La seguridad estuvo a cargo de la policía nacional con apoyo de la Minustah (Misión de Estabilización de la ONU que mantiene ocupación militar en el país desde el año 2004). Miembros de la OEA, Unión Europea y Caricom participaron como observadores electorales internacionales. La jornada electoral se llevó a cabo de manera pacífica según destacaron las misiones de observación. Pero en los días subsiguientes se efectuaron denuncias de irregularidades y dos de los principales candidatos, Moïse y Celestine, se autoproclamaron ganadores de la contienda y sus seguidores salieron a las calles aumentando la tensión política. Los partidarios de Lavalas (partido del expresidente Aristide) también protagonizaron manifestaciones dando por ganadora a su candidata, Maryse Narcisse, las cuales fueron reprimidas por las fuerzas policiales.

El informe del CEP no contiene el dato de la participación electoral, aunque según observadores internacionales de la OEA la misma presumiblemente fue muy escasa [3]. En los procesos electorales recientes la participación se ubicó en torno al 20%. En esta ocasión se estima en un 21% [4]. Tres factores, inciden en la baja participación de la ciudadanía : en primer lugar, los procesos electorales al menos desde el año 2010 han estado viciados por prácticas de fraude, violencia política e intervención directa de la « comunidad internacional », lo cual podría haber aumentado el descreimiento de la ciudadanía en que las elecciones sean efectivamente un mecanismo para transformar la realidad del país. En segundo lugar, al igual que en otros países de la región como El Salvador, Costa Rica, Colombia o Chile, en Haití el voto no es obligatorio. En tercer lugar, buena parte de la ciudadanía sobre todo en las zonas más afectadas por la devastación de Matthew no cuenta con la documentación necesaria para sufragar y aún enfrenta acuciantes condiciones de vida.

III

Jovenel Moïse [5], próximo presidente de Haití es un empresario bananero apadrinado por el expresidente Michel Martelly por lo que presumiblemente su gestión suponga una continuidad de las políticas del gobierno saliente. En la primera vuelta de las elecciones fallidas de 2015 quedó en primer lugar obteniendo el 32,81% de los votos. Su partido ha recibido financiamiento directo de EEUU mediante la agencia USAID [[ « Aljazeera América revela cómo EE.UU financió campaña de Martelly e interviene en Haití ». Resumen Latinoaméricano, 6 de Agosto de 2015.] y es la fuerza política que cuenta con mayores recursos económicos lo que le permitió hacer una campaña de alcance nacional en la que se presentó como ejemplo de emprendedor exitoso.


Los otros candidatos mejor posicionados en esta contienda fueron :
  • Jude Célestin, candidato de la Liga alternativa para el progreso y la emancipación de Haití (Lapeh). Fue el candidato en las elecciones de 2010 apoyado por el presidente saliente René Preval. Luego de ubicarse en segundo lugar fue excluido en la segunda ronda tras una intervención de Estados Unidos, lo que permitió que finalmente resultara electo Michel Martelly. En 2015 obtuvo el segundo lugar con 25,27% de los votos. En 2016 su caudal de apoyo según el CEP fue de 19,52% de los votos.
  • Moïse Jean-Charles, candidato de la Plataforma de los Hijos de Dessalines que se presenta como un “socialista renovador” y promete poner fin a la dependencia de la ayuda internacional. En 2015 quedó en tercer lugar con el 14% de los votos con un programa basado en la soberanía, la solidaridad y la prosperidad. En 2009, Moïse Jean-Charles fue electo senador por seis años en el departamento del norte, y fue el líder de la oposición durante el mandato del expresidente del país Michel Martelly (2011-2016). En esta elección obtuvo 11,04% de los votos.
  • Maryse Narcisse, candidata del partido del expresidente Aristide, Lavalas. En 2015 quedó en cuarto lugar con el 7% de los votos. En esta campaña electoral su programa político estuvo centrado en la justicia social y el fortalecimiento del Estado de derecho. Un dato importante de esta elección es la vuelta a la escena política de Jean Bertrande Aristide que se involucró fuertemente en la campaña para apoyar a la candidata de su partido que, no obstante, quedó en un lejano cuarto lugar con el 8,99% de los votos. Narcisse ha denunciado irregularidades en los comicios y sus partidarios se mantienen en movilización.

Notes

[2« Haití : Elecciones en un clima de urgencia » Servicios de Acento.com.do. República Dominicana,19 de noviembre de 2016

[3« [OEA lamenta posible baja participación elecciones Haití » 7dias.com.do. República Dominicana, 22 de noviembre de 2016

[4« Haïti-Élections ». AlterPresse. Hati, le 29 novembre 2016

[5Ver el perfil político de Jovenel Moïse

Retour en haut de la page

El Correo

|

Patte blanche

|

Plan du site

| |

création réalisation : visual-id