recherche

Accueil > Argentine > Économie > Privatisées > El francés Suez en el blanco de Kirchner y de la italiana Enel

23 février 2006

El francés Suez en el blanco de Kirchner y de la italiana Enel

Los franceses no ganan ni para sustos

 

Toutes les versions de cet article : [Español] [français]

Por Página 12
Buenos Aires, Jueves 23 de Febrero de 2006

El presidente Néstor Kirchner volvió a criticar a Aguas Argentinas mientras se continúa negociando la rescisión del contrato con la francesa Suez, principal accionista de la compañía. "No puede ser que haya distritos en la Argentina, como La Matanza, que tengan sólo el 20 % de la población con agua potable. Eso es lo que hizo esa empresa Aguas Argentinas que tantas vueltas está dando", señaló el primer mandatario en referencia al grupo Suez, que desde mediados de enero viene dilatando su anunciado retiro del país.

El año pasado Suez anunció su retiro de la concesión luego de no haber logrado que el Gobierno autorice un aumento de tarifas. Sin embargo, en la asamblea de accionistas del 20 de enero, donde debía efectivizar la decisión, resolvió pasar a un cuarto intermedio hasta el 8 de febrero "a fin de facilitar un proceso de transición ordenada". En ese plazo, la compañía francesa intentó negociar la venta de sus acciones, que son el 39 % de la sociedad, pero no pudo hacerlo(Por la elevadísima y juicios que tiene la empresa. Ver en El Correo : El Grupo Suez no encuentra quien quiera Aguas Argentinas, ni la Justicia avala sus pedidos). Por lo tanto, en la segunda asamblea su decisión volvió a postergarse.

El ministro de Planificación Federal, Julio De Vido, señaló entonces que "la pelota está en el campo de ellos", pero Jean Bernard Lemire, presidente de Aguas, aseguró hace pocos días en una reunión empresaria que "no nos dejan irnos. El Gobierno no acepta una salida organizada de la concesión". La crítica de Kirchner sobre las deficiencias en el servicio son una respuesta a las especulaciones de la empresa.

En el medio de los escarceos, a Suez le surgió un nuevo problema en el frente europeo. Ayer se supo que el grupo italiano de electricidad Enel estaría dispuesto a lanzar una Oferta Pública de Acciones (OPA) sobre Suez para poder controlar a su filial belga, Electrabel. Enel es el tercer grupo europeo de energía después del francés EDF y el alemán E.ON. Si los italianos llegan a concretar su anuncio, Aguas Argentinas cambiaría repentinamente de manos y el gobierno de Kirchner tendría que sentarse a negociar con los nuevos dueños.

Retour en haut de la page

El Correo

|

Patte blanche

|

Plan du site

| |

création réalisation : visual-id