recherche

Accueil > Les Cousins > Mexique > Carta al Sr. François Hollande Presidente de la República Francesa del (...)

13 juillet 2012

Carta al Sr. François Hollande Presidente de la República Francesa del Movimiento « Yo soy 132 » en Francia

 

Toutes les versions de cet article : [Español] [français]

Sr. François Hollande
Presidente de la República Francesa

París, a 5 de julio de 2012

Señor Presidente,

En calidad de miembros del movimiento mexicano « Yo soy 132 » en Francia, deseamos expresarle nuestro profundo pesar por las felicitaciones que dirigió usted al Señor Enrique Peña Nieto, candidato a la elección presidencial en México, aun cuando su victoria no había sido anunciada sino de manera extra-oficial por el Programa de Resultados Preliminares (PREP) del Instituto Federal Electoral (IFE).

Como lo muestran de manera muy documentada los medios de comunicación franceses e internacionales, así como organizaciones no gubernamentales entre las cuales se encuentra Reporteros sin fronteras, la violencia y la corrupción hicieron estragos a lo largo de todo este proceso electoral. Considerando el compromiso que usted asumió de difundir por el mundo los valores democráticos de Francia, habríamos esperado que, aun cuando el protocolo diplomático le impusiera felicitar a este controvertido candidato por su victoria, no lo hiciese usted antes del conteo oficial de los votos ni de la declaración definitiva de los resultados.

Podemos imaginar los que está en juego detrás de estas felicitaciones, en nuestra opinión precipitadas : el desafío de la crisis económica internacional, que debe ser enfrentado de manera concertada, y el deseo de apaciguar las relaciones diplomáticas con México, fragilizadas por el caso de Florence Cassez, lo llevaron ciertamente a dar este paso. Sin embargo, las aberraciones judiciales que rodearon dicho caso son sólo un ejemplo entre muchos otros de la corrupción y la violencia que reinan en nuestro país. La elección del señor Peña Nieto no puede sino acentuarlas ineluctablemente, a juzgar por la brutalidad con la que actuó en el 2006 en Atenco, cuando gobernaba el Estado de México (caso de represión documentado por la Comisión de Derechos Humanos de la República Mexicana). La gravedad y las dimensiones de la corrupción del sistema político mexicano son tales, que ésta ya no concierne únicamente los derechos y las libertades individuales de los ciudadanos, franceses o mexicanos, sino que atenta gravemente contra los Derechos Humanos.

Es en nombre de ellos, Señor Presidente, que nos dirigimos a usted.

En su discurso del Bourget, se comprometió usted a llevar por el mundo los valores de la República Francesa : libertad, igualdad, fraternidad. Presidir la República, dijo usted, “es prolongar la historia de nuestro país, que viene de lejos, desde antes de la República, con la República, y que con frecuencia, con tanta frecuencia, ha iluminado la historia del mundo. Es situarse a esta altura… es ser implacables con la corrupción… es promover en todo el mundo los valores de Francia. Es ser considerados con los otros pueblos para que, a cambio, ellos nos aprecien… Es nunca transigir con los fundamentos del genio francés, que son el espíritu de libertad, la defensa de los Derechos Humanos…”
Si pese a la gran movilización de la sociedad civil ante las instituciones electorales y judiciales de nuestro país para exigir la anulación de estas elecciones, el señor Peña Nieto fuese declarado vencedor, haciendo asi caso omiso de los numerosos casos de corrupción, violencia e irregularidades en torno al escrutinio, desearíamos por lo menos solicitar a usted el que, durante su mandato, vele, como nosotros lo haremos, por el respeto de los valores democráticos que creemos compartir con los franceses. Lamentablemente, tenemos todas las razones para temer durante su gobierno, de ser este confirmado, una recrudescencia de la violencia y de la represión – al respecto, varias amenazas han sido proferidas contra miembros de nuestro movimiento, no obstante su carácter pacífico, tanto en México como en diversos países, entre ellos Francia.

Si los gobiernos de los países democráticos no expresan firmemente su compromiso sincero con la defensa de los derechos humanos, la « dictadura perfecta » (término acuñado por Mario Vargas Llosa para resumir el régimen del PRI) tendrá un largo porvenir, tanto en México como en el extranjero.

Con la más respetuosa consideración, quedamos de usted,

Movimiento « Yo soy 132 » en Francia

Michèle Albertini
Mauricio Castro Espinosa
Veronica Estay Stange
Juan Pablo López
Adriana Ortega
Adriana Romero-Nieto
Manuel Ulloa Colonia

Retour en haut de la page

El Correo

|

Patte blanche

|

Plan du site

| |

création réalisation : visual-id