recherche

Accueil > Les Cousins > Venezuela > Ahora es un intento secesionista que anima Estados Unidos para destabilizar (...)

9 mars 2006

Ahora es un intento secesionista que anima Estados Unidos para destabilizar América Latina

 

Un movimiento autonomista y de derecha apareció en el estado venezolano y petrolero de Zulia, en el oeste y fronterizo con Colombia, en reclamo de un plebiscito que dote a la región de un estatuto garante del capitalismo liberal.

Por Humberto Márquez
IPS
. Caracas, 7 de marzo de 2006.

El presidente Hugo Chávez advirtió que se trata de un intento secesionista que animaría Estados Unidos, seguidores suyos dijeron que la Fuerza Armada no permitiría un plebiscito autonomista, y la Fiscalía General abrió una investigación por presunta traición a la patria contra los promotores de la consulta.

Semanas atrás aparecieron en Maracaibo, la capital de Zulia, algunas vallas con la inscripción : "Rumbo Propio : Sí al estatuto autonómico, No al socialismo y basta de izquierdas". Las propuestas de plebiscito circulan por Internet.

"No soñamos con el separatismo, no somos regionalistas folclóricos, lo que queremos es un estatuto como el de las provincias autónomas de España, con un gobierno regional y garantías para los derechos individuales y económicos propios de la libre empresa", dijo a IPS uno de los promotores de Rumbo Propio, Néstor Suárez.

El grupo, que busca convertirse en partido político, "es de derechas, sin complejos. Tomamos las banderas del libre mercado contra el socialismo, de la ley contra la criminalidad y de la propiedad privada contra las invasiones", postuló Suárez.

Zulia ha sido durante un siglo la más rica de las 24 regiones de Venezuela : allí se produjo la mayor parte del petróleo de este país (aún aporta 40 %), es el primer estado en producción de carne, leche, carbón y bananos, tiene una petroquímica y plantas manufactureras, y desde los tiempos de la colonización española es un importante espacio comercial y poblacional.

Zulia mide 63.100 kilómetros cuadrados (Venezuela tiene 916.445), ocupa gran parte de la cuenca del Lago de Maracaibo y lo pueblan 3,5 de los 26,6 millones de habitantes del país (según el Instituto Nacional de Estadística, INE). Alberga cuatro etnias indígenas, entre ellas la mayoritaria wayúu, de unas 300.000 personas.

Los zulianos, extrovertidos, hablan castellano con acento característico (emplean vos en vez de tú o usted), se les tiene como ejemplo de regionalismo (en broma es común hablar de "República del Zulia"), y son orgullosos, por su tórrido sol o por tener su propia música navideña. Cualquier encuesta mostrará siempre su aserto según el cual es mucho más lo que han dado al resto de Venezuela que recibido de ella.

Alberto Mansueti, otro dirigente de Rumbo Propio, niega que el grupo trate de aprovecharse o aislarse en su condición de provincia rica para no compartir con las pobres, "pues lo que queremos es salir del socialismo, no nos gusta vivir mal, y por eso además de zulianos nos buscan con interés de Táchira, Nueva Esparta o Carabobo", otros estados del país.

Chávez dice conducir a Venezuela en una "fase de transición" hacia un "socialismo del siglo XXI", marcada por programas de asistencia social en salud, alimentación y educación a sectores pobres, así como por una reforma agraria e incluso por ocupación de inmuebles urbanos, lo que origina choques con el sector privado.

Pese a esas iniciativas la pobreza pasó de 49 por ciento de los hogares en 1998, antes de que Chávez llegara al poder en 1999, a 53 por ciento en 2004, según el INE.

En el plano internacional, Venezuela y Estados Unidos mantienen una confrontación política y diplomática que cada vez deja menos espacios sin controversia.

Con el propuesto plebiscito "el imperio norteamericano vuelve por sus fueros, tratando de dar forma a un movimiento secesionista para adueñarse de la gran riqueza allí, y utilizando una quinta columna, de la cual forma parte el gobernador del Zulia", Manuel Rosales, dijo Chávez en su programa dominical de radio Aló Presidente.

Rosales, un socialdemócrata independiente, es una de las figuras de oposición que podría disputar la Presidencia con Chávez en los comicios del próximo diciembre, según encuestas y analistas políticos. Pero el gobernador no ha dado respuesta a los emplazamientos del presidente.

Como Rumbo Propio propone el plebiscito para el 24 de octubre, natalicio del héroe regional Rafael Urdaneta en la guerra de independencia del siglo XIX, el parlamentario oficialista Rodrigo Cabezas advirtió que "cualquier intento de ese tipo será radicalmente rechazado por el pueblo y la Fuerza Armada acantonada en el Zulia".

Otro parlamentario, Willian Lara, denunció que el embajador estadounidense en Venezuela, William Brownfield, se había reunido con activistas de Rumbo Propio, y pidió investigarlos por traición a la patria, un delito punible con 20 años de cárcel.

El fiscal general Isaías Rodríguez dijo que ya se abrió la investigación porque "se pudiera estar en presencia del delito de traición a la patria".

En la oposición, Leopoldo Puchi, secretario general del centrista Movimiento al Socialismo, dijo a IPS que la propuesta de Rumbo Propio es inviable "porque no puede someterse a discusión o votación la integridad del territorio".

Su correligionario Julio Montoya, zuliano, opinó que "el Zulia no quiere separarse, pero quiere mayor nivel de descentralización y que el gobierno central cese en los retrasos para entregar los recursos" que por ley deben ir a las administraciones regionales.

Henry Ramos, jefe del partido socialdemócrata Acción Democrática, lamentó que "ante el disparate del autonomismo, Chávez dispare desde la cintura contra un potencial adversario, Rosales, quien no ha abierto la boca".

Suárez admitió que "por desgracia, la legalidad venezolana es por completo estatista y socialista, por lo que el proceso de plebiscito zuliano, no violento por definición, tiene que ser paraconstitucional, como fue al principio en España".

La polémica política podría atizar en el Zulia lo que hasta ahora ha sido una propuesta muy limitada de un grupo político reducido.

En América del Sur, otro gobierno izquierdista, el de Evo Morales en Bolivia, confronta con un fuerte movimiento autonomista, en las regiones de Santa Cruz al oriente y Tarija al sur, ricas en petróleo, gas, maderas, agricultura y ganado.

La cuestión de las autonomías en Bolivia se abordará junto con la elección de la Asamblea Constituyente el 2 de julio, según la convocatoria que Morales se aprestaba a promulgar el martes.

En Venezuela, durante la segunda y tercera décadas del siglo XX, agentes estadounidenses sondearon la posibilidad de promover la independencia del Zulia, para facilitar la explotación de su riqueza petrolera, pero desistieron cuando la larga dictadura de Juan Vicente Gómez (1908-1935) les dio toda clase de concesiones.

Paradójicamente, el nombre de Venezuela se originó en el Zulia, cuando el descubridor Alonso de Ojeda avistó en el golfo y Lago de Maracaibo palafitos indígenas, en 1499, rememoró la ciudad italiana de Venecia y bautizó el área con un diminutivo, Venezuela.

Retour en haut de la page

El Correo

|

Patte blanche

|

Plan du site

| |

création réalisation : visual-id